Cómo la tecnología cívica puede cambiar la región

¿Qué es? Está creciendo y podría ser clave para el sector social y la democracia en la era virtual.  


La tecnología cívica o civic tech permite la participación de la sociedad civil a través de plataformas digitales en iniciativas que tengan como objetivo alzar la voz de la ciudadanía. Habilita la participación, disminuye brechas y abre información fundamental para incidir en políticas públicas y resolver problemáticas sociales. 


Creemos que el futuro, y el camino hacia comunidades fortalecidas e independientes, probablemente sea por allí. Por eso Wingu trabaja con alianzas regionales para generar este tipo de soluciones tecnológicas que empoderan a la ciudadanía. Soluciones que parten de necesidades reales.


Combinamos el desarrollo de campañas, datos y conocimiento técnico con una estrecha relación con las organizaciones expertas en el territorio, eso hace posible:


  • realizar pruebas con las personas que verdaderamente van a usar las aplicaciones o plataformas
  • ir probando junto a la comunidad la solución mediante talleres y encuentros para iterar distintas versiones más rápido
  • trabajar de forma colaborativa con las personas interesadas e implicadas
  • pensar en cómo visualizar y medir el uso de la tecnología de forma abierta y más certera


Se trata de potenciar la cultura digital como una forma de pensar: el uso humano y estratégico de la tecnología. Es la manera de conseguir sostenibilidad, flexibilidad y escalabilidad con enorme pasión por lo que hacemos, complementado por una profunda empatía.


La tecnología cívica puede transformar la región por su transparencia y confianza. Al usar y generar datos abiertos, colaborativos y rastreables, es posible imaginar una sociedad más igualitaria y justa en tiempos convulsionados. Desde el equipo produjimos ya más de 10 plataformas con temáticas que variaron desde salud y género hasta pobreza, corrupción y acceso a la información. Algunas mano a mano con organizaciones sin fines de lucro, otras veces en alianza con fundaciones y a veces con organizaciones gubernamentales.

Podemos mencionar algunas iniciativas locales como Feminindex, una herramienta que mapea el estado del debate en torno a los principales tópicos de la agenda de género, con datos a nivel país en Argentina y secciones personalizadas en: derechos sexuales y reproductivos, participación política y económica, violencia machista y derechos LGBTTTIQ+.


O proyectos como la Misión de Observación Electoral (MOE), en Colombia: construimos un sistema de e-learning que apoyó el proceso de capacitación a los observadores electorales de la MOE y además desarrollamos una aplicación para la recolección el dia de las elecciones que incidió en la generación de reportes en tiempo real y permitió reportar más de 100 irregularidades el día de las elecciones. 


Y propuestas regionales como #AcáNoHayInternet, que permite a la ciudadanía generar reportes sobre los territorios donde el acceso a internet es deficitario. La crisis actual puso en evidencia la situación de desigualdad que atraviesan las comunidades rurales y asentamientos informales, especialmente en lo que respecta al trabajo y la escolaridad remota. Esta aplicación web es el primer paso para incidir en políticas públicas que garanticen el derecho de acceso a la información.


A través de procesos guiados por metodologías ágiles, pensadas para afrontar situaciones de alta incertidumbre y disminuir los riesgos, en compañía constante del equipo que propone la iniciativa, y a través de procesos y dinámicas innovadoras, hoy seguimos desarrollando y en la mira de nuevas ideas sociales digitales que podamos habilitar y hacer realidad.


¿Hay una idea que quieras desarrollar para generar participación de la comunidad? ¿Tu equipo está trabajando por una causa que no es visible? ¡Te escuchamos! Quedamos a la espera de tu mensaje en nuestra página de contacto.

Tecnologia Civica