BIENVENIDO A WINGU - TECNOLOGÍA SIN FINES DE LUCRO

¿Qué son los rebotes y qué puedo hacer para evitarlos?

banner
BLOG

¿Qué son los rebotes y qué puedo hacer para evitarlos?

img

24 Jan, 2019

La tasa o porcentaje de rebote, bounce rate en inglés, es una métrica web muy valiosa y al mismo tiempo, una de la más controvertidas en las herramientas de Analítica Web. ¿Por qué? ¿Qué son los rebotes y para qué sirven? ¿Cómo interpretar la tasa o porcentaje de rebote? ¡A continuación te contamos más sobre el tema!


¿Qué es la tasa o porcentaje de rebote?

La tasa o porcentaje de rebote es la métrica web que mide el porcentaje de visitas que, tras llegar al sitio web de nuestra organización social, lo abandonan sin realizar ninguna acción. Es un indicador muy interesante pero que no debemos interpretarlo en sentido universal, ya que Google asume que visitar una sola página dentro un sitio web y salir sin visitar otra, es un rebote. En otras palabras, si una persona entra en nuestra página buscando, por ejemplo, un número de teléfono o dirección, lo encuentra y no se adentra en otra página, obtenemos una tasa de rebote alta, pero que, en este caso, no sería negativa. En cambio, si nuestra organización requiere que la visita llegue a un formulario de inscripción a un webinario, rellenar datos personales para el newsletter o que realice una donación, entonces el rebote debería ser bajo.

Constantemente se utiliza el término sesión, por lo que haremos un pequeño paréntesis para explicar el concepto. Una sesión es un conjunto de interacciones que tienen lugar en tu sitio web en un periodo determinado de 30 minutos. Por ejemplo, si una persona entra en el sitio web de tu organización social para buscar información y posteriormente hace clic en la página de contacto, ambas páginas quedarán vinculadas a una misma sesión. Si esta persona excede los 30 minutos de inactividad, quizás porque le han llamado por teléfono, se pasará a contar como una nueva sesión para Google. Lo que permite medir el tiempo de una sesión, es la navegación de una página a otra dentro de tu sitio. Aclaramos este detalle porque precisamente dado que en las visitas con rebote no hay una navegación hacia otra página de nuestro sitio, no hay forma de calcular el tiempo efectivo de la sesión. De este modo,  las sesiones de las visitas con rebote siempre tendrán una duración de 0 segundos, por más que la persona haya permanecido largos minutos en nuestro sitio. ¡Sigamos!


¿Cómo se calcula la tasa o porcentaje de rebote?

Si una de las páginas web de tu organización social recibe 10.000 visitas, de las cuales 5.000 se han ido sin visitar otra de tus páginas, el ratio rebote será del 0,5, es decir, del 50%. Conociendo la tasa o porcentaje de rebote, puedes actuar de manera precisa para mejorar tu sitio y crear estrategias de contenido para lograr una experiencia de navegación satisfactoria. Por regla general, se puede decir que a menos tasa de rebote, mejor.


¿Cómo conocer la tasa o porcentaje de rebote de una página?

Bajar la tasa o porcentaje de rebote debe ser una de nuestras prioridades. Lo primero que te recomendamos es hacer un análisis del sitio web de tu organización social para obtener una visión general que te permitirá descubrir lo bien o mal que funciona cada una de las páginas. Para ello, te invitamos a usar la herramienta de Google Analytics, en donde podrás obtener de una manera muy sencilla estos datos. A continuación te mostramos cómo:

1. Haz clic en la pestaña comportamiento, en el menú que se encuentra a la izquierda, selecciona contenido del sitio y, finalmente, todas las páginas.

 

2. Seleccionando la opción de todas las páginas, podrás ver cada uno de los contenidos de tu sitio web y analizar cuáles son las páginas con mayor rebote.




¿Cómo reducir la tasa o porcentaje de rebote?

Ahora sí, sabiendo la situación en la que se encuentra nuestro sitio web y teniendo claro el concepto de rebote, te dejamos estas buenas prácticas que te ayudarán a evitar el rebote en base a nuestra experiencia:

  • Velocidad de carga. Es muy importante optimizar el tiempo de carga de tu página web. A medida que el tiempo de carga aumenta, la tasa de rebote también lo hace, si una página tarda en cargarse, la persona que entra se irá de ella. Suele ser el factor principal en el aumento de la tasa de rebote.

  • Responsive. Esto significa que tu sitio web debe estar adaptado a todos los dispositivos, ordenador, portátil, tablet, teléfono móvil, etc. Los estudios indican que cada vez más personas utilizan el teléfono móvil para consultar contenido, así que te recomendamos que visites tu sitio desde distintos dispositivos móviles cada vez que realices algún cambio de contenido o de diseño para asegurarte de que se visualice correctamente y que su carga sea rápida.

  • Cuida el diseño de tu web. Trata de que tu web tenga un diseño claro y sencillo que facilite de forma intuitiva la navegación dentro del sitio web. Si te interesa que las personas que visitan tu sitio lleven a cabo alguna acción específica, es importante que incluyas botones con llamados a la acción claros. Por ejemplo: “Haz clic para donar”, “suscríbete a nuestro newsletter”.

  • Organización y calidad de los contenidos. Genera contenidos interesantes y relevantes, incluso conseguirás que se compartan en otras redes obteniendo nuevo tráfico a tu sitio web.

  • Sé prudente con el uso de publicidad o pop-ups. Estos elementos suelen influir negativamente en la experiencia de las personas que nos visitan, generando que normalmente abandonen rápidamente el sitio web, ya que entorpecen lo que buscan o generan molestias.

  • Responder dudas. Si tu sitio permite a las personas dejar comentarios, es importante que puedas resolver sus dudas lo antes posible. Te permitirá conocer qué es lo que quiere o necesita tu público y obtendrán una buena experiencia al evitar demoras.

  • Abre tus enlaces externos en una pestaña nueva. Cuando utilices enlaces externos, trata de que al hacer clic, se abra una página adicional, sin que se cierre la tuya. De esta manera, la persona podrá seguir con el contenido de tu página.

  • Poner enlaces. Enlaza el contenido con las distintas páginas de tu web para generar circuitos de navegación por tu sitio. Por ejemplo, puedes referenciar notas de tu blog a otras notas o a tu página de donaciones.

Para profundizar tu conocimiento de métricas importantes que te ayuden a medir el éxito de tus comunicaciones, te invitamos a descargar de forma gratuita nuestro Manual de Métricas.

¡No dudes en contactarnos a info@winguweb.org si tienes alguna consulta!

 

Por Paula Míllara para Wingu

SUSCRÍBETE A NUESTRAS NOVEDADES